Tu Carta Personal

Averigua cómo el Tarot nos sirve para conocernos mejor a nosotros mismos en este vídeo donde te explico cómo calcular Tu Carta Personal del Tarot.

No necesitas tener una baraja de Tarot, solamente ir siguiendo las instrucciones que te doy y podrás entender un poco más sobre las cualidades innatas que debes desarrollar para alcanzar tus metas espirituales.


Planificando para avanzar

Quizá este blog es un poco anárquico en cuanto a contenidos pero quiero ir transmitiéndote las cosas que a mí me han funcionado y estas cosas son muy variadas y sobre temas diferentes así que a lo mejor hay posts con los que te identificas y te gustan o te sirven de ayuda y otros por los que pasas de largo. Estará bien así.

Hoy quiero hablarte de cómo la planificación me ha ayudado en mi vida, pero quiero hacerlo de un modo sencillo y coloquial, nada de gráficas y cuadros complejos, lo más sencillo es siempre lo más efectivo, ¿tienes curiosidad?


Una vida sin objetivos

Como te explicaba en este post, cuando vivimos la vida sin ilusión, la pereza nos puede, nada nos mueve a hacer algo nuevo, pero cuando sentimos esa chispa divina que nos lleva a cambiar queremos hacer tantas cosas que...uff...se agolpan en nuestra mente y no sabemos cómo organizarnos para llevarlas a cabo.


Laziness
Fotografía de Hey Paul Studios - Licencia Creative Commons
Hay un tiempo para descansar y un tiempo para pasar a la acción

Así que pasamos a tener una vida con grandes ilusiones y esperanzas, pero que se quedan en eso y no se materializan más allá de nuestros pensamientos.


Si queremos que ese algo que nos ronda por la cabeza se empiece a hacer realidad tenemos que plasmarlo en algún sitio, así que vamos paso a paso, pero hagamos algo!



Se llama planificación y necesitas plantear una meta

Pues sí, hay que hacer una planificación, pero no te asustes, verás que una planificación es una forma sencilla y concreta de poder en orden nuestras ideas y que nos ayudará a seguir los pasos necesarios para alcanzar nuestra meta.

Para hacer una buena planificación en primer lugar puedes plantearte una meta, esa idea general que tienes en mente, aunque te parezca inalcanzable o muy difícil de conseguir, si lo estás pensando por algo será. Ahora ponlo por escrito, sí en un papel. Yo para este tipo de cosas prefiero escribir de verdad, o sea, con bolígrafo y papel, a la vieja usanza. Me da una sensación de que ya es algo tangible porque lo puedo tocar y en un ordenador lo veo lejos de mí, lo veo en una pantalla pero no está en mi realidad física por así decirlo.



Goals
Fotografía de JohnONolan - Licencia Creative Commons
Te puedes plantear varias metas pero mejor empieza por una que tengas muy clara.

Ya tienes tu meta definida, muy bien! Por ejemplo, quieres tener tu propio negocio. Es una meta en tu vida y la puedes alcanzar, si te lo has planteado puede ser por muchos motivos. Piensa un poco en esos motivos y escríbelos también, tener claros tus motivos te ayudará para poder seguir adelante.



Y una meta necesita objetivos 

Pero para conseguir esa meta seguramente necesitarás cumplir varios objetivos. ¿Qué son los objetivos? Ahora empieza tu labor de ir un poco más allá y definir qué cosas son necesarias para que tu meta se cumpla.
Siguiendo con el ejemplo anterior, si tu meta es tener tu propio negocio, algunos objetivos pueden ser:
  • Definir el negocio a realizar
  • Buscar ayuda para crear tu negocio
  • Poner en marcha una página web para promocionarlo
  • Buscar proveedores para el producto que quieres vender

What will I change after I reach net worth goal
Fotografía de sachac - Licencia Creative Commons
Escribir las ideas sobre un papel es lo mejor para poder estructurarse mentalmente.

Puedes definir inicialmente algunos de tus objetivos y más adelante añadir otros nuevos. Que conste que este no es un blog para emprendedores y no soy experta en la creación de empresas pero saber planificarte en algo tangible te servirá porque después podrás aplicarlo a cualquier ámbito de tu vida.



Y los objetivos se completan con actividades

Seguimos adelante, ya tienes tu meta y los objetivos que cumplir para alcanzarla, pero los objetivos siguen siendo conceptos muy amplios, necesitarás definir actividades a realizar para cumplimentar cada objetivo.
Una actividad es, por tanto, la labor concreta y cotidiana, las acciones que vas a tener que realizar.

Por ejemplo, para buscar proveedores para el producto que quieres vender, tendrás que:

  • Hacer búsquedas por internet
  • Comparar precios y calidades
  • Contactar con varios proveedores
  • Revisar sus condiciones
Y así, irás definiendo con todo el detalle posible las actividades que hay que llevar a cabo hasta completar las necesidades que cubran ese objetivo.

Todo esto tienes que ir escribiéndolo y otra cosa importante es que tienes que marcarte fechas para la realización de cada actividad, sí, hay que ponerse unos plazos porque sino empezarás a dejarte cosas por hacer porque no tienes tiempo o ganas, eso que se llama procrastinar (que palabra más rara, por cierto), lo que significa que no cumplirás tus objetivos ni alcanzarás tu meta soñada. Así que ponte una fecha para cada actividad y si no sabes lo que vas a tardar en realizarla pues te pones una fecha prevista y después si hace falta la cambias.



Resumiendo

Si quieres materializar tus ideas, la ilusión de tu vida, tus esperanzas...tienes que definir:
  • Tu Meta
  • Objetivos
  • Actividades - Fechas previstas de inicio / Fechas previstas de fin
Y esto que es una sencilla planificación puedes aplicarla a cualquier cosa, desde buscar un trabajo, realizar unos estudios, cambiar de casa o buscar nuevos amigos, todo lo que sea para ti una meta puedes planificarlo (y después llevarlo a cabo, modificarlo o cambiarlo las veces que te haga falta).

Además, la planificación tiene su parte mágica porque todo lo que pensamos y además materializamos poniéndolo por escrito en cierto modo ya es, sólo hay que pulirlo y hay que seguir trabajando claro está, pero se está concentrando una gran cantidad de energía para que se haga realidad y tenga éxito que es de lo que se trata.



"Balancing on the Brink" - Eagle Peak summit - Chugach mountains - Alaska
Fotografía de Paxson Woelber - Licencia Creative Commons
Si planificamos correctamente nuestros pasos podremos conseguir cualquier meta, por difícil que nos parezca al inicio.

Así que ya lo sabes, boli y papel y a planificar todo lo bueno que quieres para tu vida. Y si no tienes una idea o una meta clara a seguir siempre puedes hacer una consulta al Tarot, ¿te atreves?

El ser espiritual y el dinero

Hoy te quiero hablar sobre las personas que como tú y como yo estamos buscando un poco más allá de la materia, nos hemos dado cuenta de que este mundo material no es lo único que existe y sabemos la importancia de las energías espirituales que nos rodean. 

Sucede que cuando una persona empieza a interesarse o a trabajar en temas espirituales (por ejemplo, realizando terapias de Reiki, practicando Taichí o meditación, etc.) parece que debería dejar de interesarse por las cosas materiales o incluso nos encontramos en el hecho de tener que justificar porqué cobramos por hacer una sesión de Reiki o una consulta de Tarot Espiritual.


Throwing money away
Fotografía de Tax Credits - Licencia Creative Commons
A mi también me gustaría no tener que preocuparme por el dinero y rallarlo como una zanahoria!

Está claro que todas las personas tienen derecho a cobrar un dinero por su trabajo o a recibir otro servicio o cualquier contrapartida que se acuerde por su tiempo y dedicación, pero en ocasiones lo que sucede es que nosotros mismos no sabemos valorar lo suficiente nuestro trabajo o pensamos, equivocadamente, que esto deberíamos regalarlo, porque sí, porque somos muy buenas personas y porque lo hacemos para bien de la humanidad, etc. etc. Y desde luego, hay casos y situaciones en los que realizar un trabajo voluntario puede ser muy acertado.

Pero a nosotros también nos llegan a casa las facturas de la luz, del teléfono, la cuenta del supermercado y del gasoil para la calefacción...y tenemos que pagarlas. Por ello debemos ver el dinero como una forma de intercambio de energía. Yo realizo un servicio para alguien y esa persona me paga con dinero que a su vez obtuvo produciendo un bien o realizando otro servicio. Hoy en día existen iniciativas como los bancos de tiempo o de intercambio de servicios que pueden ser muy útiles si necesitas algo de lo que se ofrece pero si tienes que adquirir otros bienes o servicios, por ahora no te queda otro remedio que intercambiar tu energía por estos papelitos llamados dinero.


 Money, Money, Money
Fotografía de Images Money - Licencia Creative Commons
El dinero es una forma de intercambio de energía.

Sería ideal un mundo en el que todos compartiésemos todo con los demás y no tener que preocuparnos por si nos llegará el dinero a final de mes, pero todavía veo lejos el día en que esto va a suceder, sobretodo teniendo en cuenta el poder ostentado por las grandes empresas que tienen el control de la energía, de la alimentación y todo lo demás...

Sin embargo, esto no tiene que impedirnos realizar nuestro trabajo espiritual, recibir un contravalor por ello y poder dedicarlo a nuestro desarrollo personal. Quiero decir que una persona espiritual no debe tener miedo o sentirse incómoda con el hecho de necesitar dinero para vivir, es más, puede desear ganar una importante cantidad de dinero que le facilite su vida para que pueda dedicarla si así lo decide a su trabajo espiritual.


Money, Money, Money
Fotografía de Atomic Mutant Flea Circus - Licencia Creative Commons
Esta composición fotográfica es genial, le agradezco a su autor que la haya compartido a través de una Licencia 2.0 de Creative Commons


Si el universo confabula para que nuestros deseos se vean cumplidos, ¿por qué tantas personas dedicadas al mundo espiritual se ven con pocos recursos? Pienso que es debido a esta idea errónea de que el dinero es algo negativo, que es algo material que debemos despreciar y nos impide dedicarnos plenamente a nuestro desarrollo como seres espirituales. Pero esta idea hay que dejar claro que es totalmente errónea y es la que está haciendo que la riqueza y la abundancia está cada vez más en manos de las personas equivocadas.

Existen muchos métodos sobre control mental y atracción que nos pueden ayudar a atraer la riqueza y la abundancia a nuestra vida, ¿por qué no aprovecharlos? ¿nos hace eso menos espirituales? o por el contrario, ¿puede ser una ayuda para llevar una vida verdaderamente espiritual? Al final no importa la cantidad de dinero o de bienes que tengamos sino el uso que hagamos de ellos. Vivir experimentando la abundancia material está bien si haces un uso correcto de tu riqueza, si no derrochas en lujos superficiales, si inviertes una cantidad para generar algo positivo para el resto de la humanidad.


Growing free money on flowers
Fotografía de EpSos.de - Licencia Creative Commons
Sería fantástico que el dinero creciese en nuestro jardín!

Y otra cosa muy importante es el pensamiento positivo, si pienso que me falta, que no me llega, entonces no falla...seré infeliz con lo tengo y viviré una vida de penurias y carencias. En cambio, pensar que siempre tengo lo suficiente, que nunca me falta de nada es una varita mágica para tener lo necesario. 


¿cómo prefieres vivir tú?


Las adicciones y los malos hábitos

Las adicciones y los malos hábitos son patrones de comportamiento muy anclados en la vida de las personas que los padecen. 

Se componen de pensamientos, emociones y energías negativas:
  • Pensamientos constantes de recuerdo de la actividad o sustancia a la que se es adicto, cuándo y cómo se obtendrá o cómo se podrá llevar a cabo esa actividad.
  • Emociones y sensaciones de satisfacción y de falsa felicidad, y también sensaciones de inquietud y nerviosismo, incluso de ira o rabia hacia otros cuando el adicto se ve privado de su adicción.
  • Energías negativas que se generan alrededor de esta situación y que retroalimentan la adicción.


Sin título
Fotografía de anmuell - Licencia Creative Commons
¿Te gustaría saber qué se siente al estar libre de cualquier adicción o dependencia?


¿Por qué se produce una adicción?

La adicción se produce básicamente por repetición.
Un día realizamos una conducta, ya sea por imitar o por acompañar a otro, y más adelante empezamos a repetir esa conducta porque creemos que nos produce un beneficio:
Por ejemplo, fumamos porque creemos que nos tranquiliza, bebemos alcohol porque creemos que seremos más simpáticos, estaremos más sociables...

Pero no vemos que en realidad lo único que conseguimos es perjudicarnos, a nosotros mismos a nivel físico y psíquico y a también a nuestro entorno.

  • A nivel físico: cualquier sustancia o alimento que tomamos por adicción termina a corto o largo plazo perjudicando a nuestro organismo y con consecuencias muy serias.
  • A nivel psíquico: no somos libres, dependemos de consumir algo, de una actividad o conducta porque pensamos que nos hace felices.
  • A nuestro entorno: por el sufrimiento que producimos a nuestro seres queridos que tienen que ver cómo nos autodestruímos, cómo malgastamos un dinero que perjudica a la economía familiar, etc.


¿Por qué no somos capaces de dejar una adicción?

Porque se trata de sustancia que generan una adicción física y para superar esa dependencia necesitamos desintoxicar a nuestro organismo.

Porque, aun cuando en muchos casos somos conscientes del perjuicio que nos acarrea, seguimos pensando que el beneficio es mayor.

En cuanto a la adicción física, evidentemente hay que superarla realizando un proceso de desintoxicación del organismo, en función de la sustancia y de la gravedad de la adicción, este proceso de desintoxicación debe ser acompañado por profesionales del sector médico. 


En cuanto a la adicción psicológica, mental-emocional es donde Reiki, Meditación y otras terapias como la Técnica Metamórfica, la Naturopatía y las Flores de Bach nos pueden ayudar.


El Falso Beneficio

Es importante observar ese beneficio que suponemos a la adicción.

Por ejemplo, en el caso del tabaco, creemos que fumar nos tranquiliza porque cuando fumamos nos sentimos relajados. 
Pero es exactamente al revés, porque en realidad, si nunca hubiese entrado esta sustancia en nuestro cuerpo estaríamos la mar de tranquilos y no sentiríamos esa imperiosa necesidad.

La alarma salta cuando dejamos de tener esa sustancia en nuestro organismo. Entonces, nos parece imprescindible dar a nuestro cuerpo una dosis de la sustancia a la que nos hemos acostumbrado, sin la cual no podemos estar tranquilos.

Piensa en cuando eras un niño o una niña, te inquietaba no poder fumar? ¿te sentías más nervioso si no podías fumar un cigarrillo? No, ¿verdad? Pues ten muy presente esto cuando tengas ganas de fumar o cualquier otra adicción.



Happy Boy
Fotografía de por skippyjon - Licencia Creative Commons
¿Crees que este niño está nervioso porque no puede fumar?


Entender el mecanismo de la adicción te ayuda a coger fuerzas para dejarla.



La voluntad de dejar la adicción


El perfil de la persona adicta depende de diversos factores, algunos pueden ser genéticos, otros circunstanciales o del ambiente, psicológicos, etc. Pero lo que está claro es que la persona adicta o con un mal hábito lo dejará sólo si ella toma esta determinación.


¿Por qué soy adicto?


No te culpabilices, la culpa es una mala consejera y nos lleva a continuar con nuestra conducta negativa, para olvidar que somos culpables, para aligerarnos de nuestras cargas, para distraernos, etc.

Perdónate por haber llegado a esta situación y prométete a ti mismo que vas a hacer todo lo necesario para dejar atrás esta adicción, este hábito perjudicial.


A través del Reiki, tenemos herramientas de trabajo muy poderosas para tratar la parte psicológica, mental-emocional de la adicción).


De hecho, en el segundo nivel de Reiki (y también en el primer nivel) hay muchas personas que deciden de forma espontánea y para sorpresa de sí mismas, dejar de fumar (y otros hábitos perjudiciales).


Todo depende de cuán arraigada se encuentre la adicción, de las circunstancias personales y de nuestro deseo y ganas de dejar atrás la adicción, que en definitiva es una forma de crecer y desarrollarnos para alcanzar una evolución espiritual.



Meditation
Fotografía de Moyan Breen - Licencia Creative Commons
Aprender a meditar es una cuestión de aprendizaje y práctica


¿Qué Técnicas o Terapias nos ayudan a superar una adicción?

  • Reiki nos ayuda a tomar esa determinación, esas ganas de querer vernos libres de cualquier atadura, de cualquier mal hábito y adicción. Especialmente, en el curso de segundo nivel de Reiki se enseñan los símbolos y las afirmaciones positivas que nos ayudan a liberarnos de cualquier adicción y también aprendemos a ayudar a otros que lo necesiten.
  • La Técnica Metamórfica es una terapia específica para eliminar patrones negativos antiguos que tenemos arraigados en nuestra vida actual.
  • La Naturopatía nos aporta valiosos consejos para seguir una alimentación más saludable y una serie de hábitos para cuidar de nuestra salud de la forma más natural posible.
  • Las Flores de Bach pueden actuar como un soporte de acompañamiento durante un proceso de desintoxicación, durante el tratamiento con Reiki o Técnica Metamórfica y más allá, devolviéndonos la fuerza de voluntad, la alegría de vivir y ayudando a superar los peores momentos de un proceso de cambio radical.
  • La Meditación es la gran aliada en el desarrollo del ser humano, es la técnica a través de la cual podemos encontrarnos en paz en cualquier lugar y situación.

Recuerda sin embargo que es muy importante la firme convicción, la voluntad de querer dejar atrás la adicción y los malos hábitos y no trates de luchar contracorriente si intentas ayudar a otros que no quieren ser ayudados.


Recursos:

Reiki
¿Qué es el Reiki?
Beneficios del Reiki
¿Por qué aprender Reiki?


Técnica Metamórfica
¿Qué es la Técnica Metamórfica?
La Metamorfosis te transforma

Meditación
¿Qué es la Meditación?
¿Cómo meditar?
Beneficios de la Meditación

Consejos de Salud y nutrición
Artículos de Mundo Natural
Consulta de Naturopatía online
Consulta de Flores de Bach online


Cuidando a una persona enferma

En este post quiero hablarte sobre la situación a la que cada vez se enfrentan más personas y es el hecho de tener que cuidar de una persona enferma.

Por desgracia yo también tuve que pasar por esta experiencia y puedo comprender ahora los difíciles momentos por los que pasan las personas que cuidan a sus familiares enfermos.

Me refiero a cuidar a una persona enferma de cáncer que se encuentra en tratamiento o en un estadio terminal, a un enfermo de Alzheimer o de demencia senil, a una persona con una enfermedad degenerativa como la artritis reumatoide o la esclerosis múltiple en un estadio grave, etc.


Just 5 more minutes!
Fotografía de Sam Cockman - Licencia Creative Commons
La enfermedad grave de un ser querido es algo que altera completamente nuestra vida. 


La soledad del cuidador

El cuidador suele sentirse muy solo, el resto de familiares no suelen valoran lo que él está haciendo y no es fácil que se pongan en su lugar ni que le den "unas vacaciones".

Hay que tener en cuenta que sobretodo en el caso de enfermos de edad avanzada, las enfermedades degenerativas o incluso terminales pueden alargarse bastantes años y eso produce un grave desgaste en el cuidador que no ve un final a su situación, lo cual es, cuando menos, desesperante.


Se añaden a ello los propios sentimientos del cuidador, puede ser el cónyuge, el hijo o la hija del enfermo y ver a su ser querido en una situación de gran deterioro, entristece y resta todavía más las energías del cuidador.


Otro sentimiento habitual en el cuidador es el de culpabilidad, puede sentirse culpable en muchas ocasiones: por pensar que no hace lo suficiente, por desear que esta situación finalice (y la finalización lleva intrínseca la muerte del enfermo pues no hay posibilidad de recuperación), por no estar presente en un momento importante (de empeoramiento o en un momento en el que hay que tomar alguna decisión respecto al tratamiento), etc.etc.


Llegar al límite de sus fuerzas físicas y psicológicas, es otro aspecto que preocupa al cuidador pues tiene que tratar de distribuir sus energías entre muchas tareas y además tiene que estar disponible las 24 horas del día en muchos casos.

Tired man sitting on bed
Fotografía de Mic445 - Licencia Creative Commons
Cuando tenemos que cuidar a un enfermo a menudo llegamos al límite de nuestras fuerzas.

Todos estos son aspectos de los que no se suele hablar o por lo menos yo no tuve con quien hablarlos cuando pasé por esta situación. No conocía asociaciones o asistentes sociales que quizá me podrían haber ayudado pero, sinceramente, tampoco tenía tiempo para encontrarlos pues trataba de compaginar mi propia vida laboral (de vida personal ya ni tenía ni me lo planteaba) con el cuidado a un familiar enfermo.



Reiki y otras técnicas que ayudan al cuidador

Ahora siempre pienso que ojalá en aquella época de mi vida hubiese conocido el Reiki y la Meditación, pues son técnicas que me habrían dado más serenidad y amor para poder afrontar las situaciones que tuve que vivir. Por eso, ahora siento que una labor importante en mi vida es recomendarte que aprendas alguna de estas técnicas.

Por una parte, el aprendizaje de Reiki te puede servir para realizar Reiki a la persona enferma, ayudar a paliar el dolor es algo muy importante. El cuidador sufre mucho al lado de la persona enferma cuando ésta siente dolor y ya ha tomado su medicina y no le toca hasta dentro de unas horas. Con Reiki puedes tener esta herramienta para poder aminorar molestias y dolores y eso es muy gratificante. Además, al realizar Reiki a otra persona quien lo realiza también recibe energía y se encuentra mejor, por lo que ambos, cuidador y enfermo, mejoran.



Union: A story of cancer in the family
Fotografía de mescon - Licencia Creative Commons
Es importante sentirse unidos y poder aliviar el dolor de nuestro ser querido 

Otra técnica interesante para el cuidador es la Meditación, sé que no tienes mucho tiempo pero ¿sabes que puedes meditar mientras preparas la comida o mientras estás sentado al lado de la persona enferma? Sólo 5 minutos de meditación al día te pueden ayudar a serenar tu mente para poder afrontar ese día y el siguiente que vendrá. Puedes sentirte con más fuerzas y puedes encontrar la felicidad en una situación que hasta ahora sólo veías como una desgracia.


También la Técnica Metamórfica me ayudó mucho, en mi caso, aprendí y recibí esta terapia y me sirvió para cerrar un doloroso capítulo en mi vida que tenía que dejar atrás (pero no enterrarlo, sino enfrentarlo y ser consciente de él) para poder empezar una nueva vida.



¿Pero si no tengo tiempo ni puedo desplazarme, cómo aprender estas técnicas?

Lo sé, sé que estás atado al cuidado de una persona, que no puedes moverte si no es que alguien venga a sustituirte y aun así hay momentos en los que no quieres separarte de la persona querida porque la ves sufrir y prefieres estar a su lado para tratar de ayudarla como sea.

Pensando en personas como tú,
en Aulaespiritual.com hemos definido cursos de Reiki, Meditación y Técnica Metamórfica online para que puedas aprenderlos desde tu hogar, sin tener que desplazarte, sin tener que dejar tus obligaciones.

Recibirás estos conocimientos a través de nuestro sistema con el que garantizamos una enseñanza de calidad y podrás empezar a aplicarlos para mejorar tu vida y la de tu familia desde el primer día.


Y si deseas recibir una Terapia de Reiki a distancia también puedes solicitarlo en la web de Reikiactivo.com.

¿Quieres saber más? Encontrarás toda la información que necesites sobre estos cursos en la web de Aulaespiritual.com.


¿Tienes dudas? Pregúntame y te explico lo que necesites saber.

¿Qué es el Tarot?

Si buscamos información sobre Tarot fácilmente encontraremos definiciones y referencias históricas que nos hablan de una antigua forma de oráculo o adivinación formada por una serie de cartas con estampaciones de figuras, escenas cotidianas y simbología esotérica. Su funcionamiento es sencillo, la persona que quiere consultar hace una pregunta y escoge unas cartas, el lector de Tarot o Tarotista se encarga de interpretarlas en el contexto de la pregunta formulada.

Más allá de su función para mostrarnos acontecimientos del pasado, presente y futuro, el Tarot, se empleaba en sus orígenes como una herramienta de crecimiento personal, un instrumento para dar consejo que era utilizado por los buscadores espirituales pues les servía para revelar aspectos de su vida que tenían que trabajar y les orientaba en la dirección más adecuada. Era algo así como un descodificador de la información del universo que ayudaba a las personas a entender el camino que debían seguir en sus vidas para alcanzar la sabiduría.

Fotografía de Aquarian Insight con licencia Creative Commons.

El desarrollo espiritual nunca fue bien visto por las instituciones que ostentaban el poder, el Gobierno en cualquiera de sus formas, la Iglesia o el Ejército, han tratado siempre de ejercer un papel de control sobre el hombre, imponiendo sus leyes, reglas o dogmas, para evitar que el ser humano alcanzase su libertad personal, por lo que, entre otras cosas, se encargaron de desprestigiar el Tarot, llegando a prohibirlo y convirtiéndolo después en un banal juego de cartas.
Retomado posteriormente por personas sin escrúpulos, pasaría a convertirse en un oráculo empleado exclusivamente para la adivinación, quedando relegada su connotación más esotérica y espiritual. En las últimas décadas, en esta etapa del despertar del ser humano en la que nos encontramos actualmente, se ha reanudado la función más elevada del Tarot.

¿Cómo puede ayudarnos el Tarot?

Cuando venimos a este mundo nos olvidamos de todo los que sabemos. En este olvido es fácil perderse y desviarse del camino que nos hemos marcado como almas. El Tarot es una herramienta que puede servirnos para volver a encaminarnos en la dirección adecuada, nos da una orientación sobre nuestra vida actual y futura para que podamos dirigir nuestra energía hacia donde más nos convenga. También nos puede mostrar nuestro pasado para que podamos entender nuestro presente y para que no repitamos errores. El Tarot nos puede ayudar en la toma de decisiones y revelarnos aspectos que permanecen ocultos de nuestra propia personalidad o de alguna situación, nos ayuda a ser más conscientes de nosotros mismos y de nuestra vida.

Fotografía de Bob Mical con licencia Creative Commons.

El Tarot tiene además unas cualidades mágicas que ayudan a mover la energía alrededor del consultante. Se puede observar que, cuando una persona consulta al Tarot, situaciones que parecían estancadas empiezan a fluir, se abren nuevos caminos, salen a la luz nuevos aspectos en su vida que le ayudan a prosperan y a alcanzar sus metas personales. En ocasiones, es el Tarot el que nos planea preguntas a nosotros, preguntas que debemos trabajar en meditación para entender qué quieren decirnos las cartas y qué cambios debemos realizar para nuestro avance.
Por todo ello, no debemos despreciar el Tarot que, bien empleado y en manos de un tarotista que trabaje su vertiente más espiritual, puede servirnos de gran ayuda en nuestra vida y en nuestro desarrollo. Si te sientes en un momento de confusión, si estás atravesando una época difícil de tu vida, si piensas que por más que haces nada cambia a tu favor, si no sabes qué dirección tomar o hacia donde dirigir tus energías...dale una oportunidad al Tarot, te sorprenderá.

¿Qué le puedo preguntar al Tarot?

El Tarot puede responder a cualquier pregunta, podemos emplearlo para cuestiones más materiales como saber si encontraremos un trabajo que nos satisfaga o si debemos cambiar de empleo, para saber si aparecerá un gran amor en nuestra vida o si llegaremos a ser millonarios. Todas estas cuestiones pueden ser respondidas por el Tarot y todas las preguntas son válidas y lo que para unos puede ser banal para otros puede ser de suma importancia. Pero por encima de todo esto debemos preguntarnos qué es exactamente lo que necesitamos para orientarnos en nuestra vida. Está muy bien saber que llegará un gran amor a mi vida, pero mientras tanto ¿qué hago? ¿me quedo esperando? Ahí es donde el Tarot nos puede ayudar y nuestra pregunta no debe enfocarse hacia un sí o hacia un no, sea cual sea la temática, siempre es mejor preguntar un ¿cómo? o un ¿por qué? 
Nuestra pregunta puede versar sobre temas más elevados, pero si la formulamos mal tampoco nos ayudará la respuesta o será confusa. Por ejemplo si yo pregunto, ¿quién fui en una vida pasada? la respuesta seguramente no me servirá de nada, pero si pregunto ¿qué puedo aprender de mi vida pasada para aplicarlo en ésta? seguramente obtendré información valiosa que podré aplicar a mi vida actual y avanzar en mi desarrollo espiritual.

Fotografía de Aquarian Insight con licencia Creative Commons.

¿Por qué preguntar al Tarot sobre el futuro si el presente es lo único que existe?

Es cierto, el presente es siempre el único momento que existe. El pasado es el recuerdo mental que tenemos del presente que un día vivimos. El futuro, cuando llegue, será nuestro presente. Consultar al Tarot no significa estar ocupando nuestros pensamientos en el pasado o en el futuro, por el contrario, es una herramienta que puede ayudarnos a entender mejor nuestro presente. Y lo que es más importante, nos puede servir para plantearnos cambios en el Aquí y en el Ahora para mejorar nuestras vidas. Es como si se abriese una puertecita desde la que pudieses ver durante unos instantes qué pasará si, en tu presente, sigues actuando del modo en que ahora lo haces. Si te gusta tu futuro, adelante, no cambies nada. Pero si crees que hay cosas que se podrían mejorar o quieres recibir un consejo para evolucionar, tendrás información para realizar estos cambios y verás cómo se empiezan a mover nuevas energías en tu vida. 

Me gustaría solicitar una consulta de Tarot, ¿a quién puedo acudir?

En mi página web El Tarot de Shauri encontrarás mi Consulta de Tarot con tiradas que van desde aspectos más materiales (economía, trabajo, negocios...), asuntos más personales (amor, familia...) y también la vertiente más espiritual (consejo evolutivo, guías espirituales, energías y chakras...). Porque para poder avanzar en nuestro camino personal es importante que todos los aspectos de nuestra vida se encuentren en equilibrio, que nuestro negocio vaya adelante será positivo pues entonces podremos canalizar esa riqueza hacia nuestro desarrollo espiritual, nuestra relación con la pareja y la familia también son un reflejo de la etapa evolutiva en la que nos encontramos. En definitiva, en nuestra Consulta de Tarot entendemos que son muchos los aspectos del ser humano que deben estar en orden para avanzar en la senda espiritual y con la ayuda del Tarot te ofrecemos una valiosa orientación en los diferentes ámbitos de tu vida. 

Una fórmula mágica para encontrar el sentido de mi vida

Antes de que sigas leyendo este post te quiero dejar bien claro que no existe una fórmula mágica aplicable a cualquier persona para encontrar el sentido de su propia vida.

Como te explicaba en el post anterior, hay muchas técnicas que pueden ayudarnos pero no funcionan a todo el mundo por igual. Cada persona tiene sus propios detonantes.


Un detonante es algo que nos hace cambiar, podemos pasar años y años haciendo lo mismo y un día, de pronto, algo nos cambia la vida.

Un detonante puede ser un cambio en el trabajo, a veces es una conversación que mantenemos con un desconocido, un blog que encontramos por casualidad en internet. Es cualquier cosa que nos transmite la información que necesitamos en ese momento y nos ayuda a realizar un cambio importante en nuestras vidas.


¿Cuál fue mi detonante?

Yo estuve realizando el mismo trabajo durante 20 años. Fueron unos años muy difíciles para mí, si bien es cierto que aprendí muchas cosas que me han dado una gran experiencia y que el sueldo que cobraba me ayudaba a sentirme algo mejor, pero realmente no era feliz y mi salud empezaba a resentirse de esa situación a la que no veía salida.


Sofia - Tired
Fotografía de Kaibara87 - Licencia Creative Commons. 
Así me sentía yo, cansada de hacer siempre lo mismo.


En el fondo yo sentía que necesitaba realizar un cambio pero como no sabía qué hacer no hacía nada y así seguía con mi vida.

Pero una noche tuve un sueño que no olvidaré nunca. Siempre he sido muy soñadora y un sueño fue mi detonante. Mi madre había fallecido hacía 6 años y mi padre acababa de fallecer 6 meses atrás.

Te cuento esto porque esa noche soñé con mi madre, soñé que mi madre me enviaba energía con sus manos y yo recibía esa energía con mis manos y se la enviaba de nuevo, era como un juego, pero me sentía feliz. Y me desperté feliz y con ganas de hacer algo diferente..fue un sueño mágico, fue mi fórmula mágica.

Como te decía cada cual tiene sus propios detonantes y el mío fue éste. Pude aguantar 20 años en un trabajo que no me gustaba pero el día que tuve ese sueño decidí que era el momento de hacer algo nuevo con mi vida.




Si aparece tu detonante tendrás que actuar...

Busqué por internet la palabra energía y manos y encontré algunas páginas que se dedicaban a explicar qué es esto de la energía y cómo se puede trabajar con ella para mejorar la salud y cosas así.
Todo aquello me parecía un poco extraño pero era un nuevo mundo por descubrir y era tan interesante! Entonces encontré la palabra Reiki y primero pensé que sería alguna secta o algo parecido. Siempre había sentido interés por los temas esotéricos pero me daban cierto respeto lo que no conocía.
Sin embargo, algo en mi interior me decía que tenía que aprender Reiki y otra parte de mí me decía que fuese con cuidado, a ver donde me metía, a ver si me iban a tomar el pelo.

Busqué un curso y el primero que apareció en el buscador de google me pareció bien. Me apunté al curso y le dejé a mi hermano la dirección del centro al que iba (por si me secuestraban y esas cosas que pasan en los cursos de Reiki).

Por suerte para mí no me secuestraron, al contrario, aprendí una técnica muy interesante y pasé un fin de semana muy agradable.
Al llegar a casa sentí que había hecho algo muy diferente y que había iniciado un camino que no tenía vuelta atrás. Me di cuenta de que mi vida iba a dar un giro de 180º.


Lavender Dreams
Fotografía de Bhumika.B - Licencia Creative Commons
En ocasiones los sueños nos ayudan a despertar


Y ya no habrá vuelta atrás...

No sabía entonces que lo que empezó como un curso de fin de semana se iba a convertir en una parte muy importante de vida.
Realicé el primer nivel de Reiki y después hice un curso de meditación. Empecé a conocer a nuevas personas y música muy interesante...y continué con mi formación en Reiki haciendo el segundo nivel.
En seguida empezaron a llamarme la atención los pies, mi padre hacía años me había regalado un libro sobre reflexología podal y yo ni lo había abierto para hojearlo, estaba por ahí, en alguna estantería...
Devoré ese libro porque ahora me parecía muy interesante y decidí buscar un lugar donde aprender reflexología podal. Empezaba a sentirme cómoda realizando un masaje, aprendiendo sobre anatomía y patología y quería aprender más!


The perfect spot
Fotografía de dMap Travel Guide - Licencia Creative Commons
¿Por qué no mirar las cosas desde una nueva perspectiva?

Fueron varios años en la que pude formarme en muchas terapias de diferente nivel, algunas más físicas como la reflexología podal y otras más energéticas como la Técnica Metamórfica.


También aprendí Shiatsu y un poco sobre la Medicina Tradicional China y todos estos conocimientos los fui atesorando, aplicando en mi vida cotidiana y pude empezar a practicar con diferentes personas.


Los estudios de Reiki los seguí hasta alcanzar el grado de Maestría y me sentí muy orgullosa de mí misma, por primera vez en mucho tiempo terminaba unos estudios completos! Eso me animó a profundizar más aun en el terreno de las medicinas alternativas y conseguí otro sueño que me llevó 3 años, completar los estudios de Naturopatía.



A veces una guía te puede ayudar

Cuando empiezas a entrar en el mundo de las terapias todo te parece maravilloso y quieres aprenderlo todo. Parece que no ya no hay nada más importante en que pensar o de qué hablar y te preguntas cómo pudiste estar tanto tiempo alejado de estas experiencias. Aunque esta época de cambio fue muy bonita también en algún momento me sentí perdida y me habría venido bien tener una guía, un consejo que me diese la perspectiva que me faltaba en aquellos momentos.

Por casualidades de la vida que dicen que nunca pasan por casualidad retomé mi estudio del Tarot y con él, la guía que a mí me hacía falta.


En próximas entradas te hablaré sobre el Tarot, pues a mí me ha servido de gran ayuda en mi camino y me gustaría poder compartir esta experiencia contigo.


Bueno, por hoy creo que ya he contado demasiado sobre mí. Me encantaría poder leer tus comentarios y tus experiencias en este mundo de las terapias, la meditación y demás, así que si quieres compartir tu historia seguro que nos enseñarás muchas cosas!